DICKSON ÁLVAREZ

Ser tenista
16.03.2012

El tenis, uno de los deportes más solitarios y complicados del planeta, amerita concentración y enfoque al 100%, pero que causas externas pueden variar esta condición?

Para un atleta de alto rendimiento el practicar este deporte es más que una pasión, es un estilo de vida, la mayoría de ellos comienza a muy temprana edad a soportar las diferentes presiones; alegrías y tristezas que se generan en la cancha y no solo en ella sino también en el resto de su entorno (padres, compañeros, entrenadores, directivos y público en general).

Ser un tenista adolescente conlleva a dejar a un lado todas aquellas actividades comunes de estos pues cuando tus amigos están de fiesta tu estas entrenando o compitiendo, cambias horas de esparcimiento por horas de esfuerzo, cambias noches de rumba por noches de descanso o estudio, cambias comidas chatarra por dietas rigurosas, el sudor y constantes dolores son parte de tus días, aprendes a decir no duele cuando en realidad te estás muriendo, la ampollas en manos y pies pasan a ser parte de ellos, cuando tus amigos llegan tu sales a dar la vida por aquello que elegiste como estilo de vida.

Es fácil criticar a los atletas cuando no conoces sus sacrificios, esfuerzos, pesares, sus días de madrugar, cada gota de sudor mezclada con dolor, siempre les digo a mis muchachos “El dolor es temporal, pero el orgullo es para siempre”.

Entrar a una cancha de tenis a jugarse en un solo partido horas de preparación es injusto y duro pero así es este deporte, por lo que en ese momento eres invadido por miedos que te ahogan, solo los grandes y distintos logran atenuar estas variables para sacar el mejor provecho de cada situación, aun cuando el tenis es extremadamente físico solo el 30% del resultado depende de esto el resto viene generado por las características mentales de cada uno, otro de mis consejos para mis atletas es “No veas al contrario como un enemigo sino como un entrenador que te exige por encima del estándar”.

Difícil ser tenista pero satisfactorio poder decir que lo eres, vivir motivado por una pasión, saber que siempre habrá un mañana, otro torneo, otro rival y otro reto, saber que la llama nunca se extingue mientras tengas días de vida y que tu eterna compañera (La raqueta) jamás te abandona, son cosas que solo sabrás si eres tenista.

Lic. Dick Álvarez Ramos - @dicktenis en Twitter

Regresar

Publicita con nosotros a un bajo costo, contáctanos a través del correo electrónico luis5452@gmail.com